Eliminar el cáncer con semillas de uva

Poder eliminar el cáncer , comiendo uvas y bebiendo  vino  al parecer es una buena idea. Numerosos estudios han investigado la relación entre las semillas de uva  y el cáncer , y los resultados no pueden ser más alentadores.

Las investigaciones demuestran que las personas que consumen dietas ricas en frutas y verduras tienen un menor riesgo de contraer cáncer. ¿Por qué? Los científicos sospechan que los fitoquímicos de estas plantas ,  son los compuestos que combaten los cambios cancerosos en las células humanas.

Los fitoquímicos son compuestos que se encuentran en plantas que ofrecen muchos beneficios para la salud de las personas. Las semillas de uva y la uva son un potente anticancerígeno.

 

Los fitoquímicos presentes en las semillas de uva , inhiben cambios cancerosos a lo largo de todas las etapas de crecimiento del tumor , desde su inicio hasta el crecimiento de la metástasis.  Son más eficaces cuando se consumen en cantidades saludables durante largos períodos de tiempo.

Así ,  el aumento del consumo de uvas  puede aumentar la inmunidad de una persona para combatir el cáncer de forma natural.

Las semillas de uva contienen un grupo de antioxidantes fitoquímicos conocidos como proantocianidinas. Los beneficios para eliminar el cáncer provienen de estas proantocianidinas , que contienen más poder antioxidante que las vitaminas C y E.

 

Resultados semillas uva para eliminar el cáncer

 

  • La aplicación tópica de semillas de uva en tumores de cáncer de piel ,  redujo la cantidad de tumores que se desarrollan  y redujo el tamaño de los tumores existentes.
  • Impidió que papilomas cutáneos se conviertan en carcinomas.
  • Inhiben significativamente un tipo de lesión de colon precanceroso.
  • Hacen que las células de cáncer de próstata mueran.
  • El extracto de semilla de uva mejora los efectos de la doxorrubicina , un medicamento de quimioterapia en pacientes con cáncer de mama.

 

Todas las partes de las uvas contienen propiedades para eliminar el cáncer , no sólo las semillas. Los estudios científicos han encontrado compuestos que combaten el cáncer en las siguientes partes: piel de la uva, carne de uva, semillas de la uva y  uvas pasas.

El mayor consumo de uvas está vinculado con un menor riesgo de cáncer de mama en las mujeres y el consumo diario de zumo de uva  reduce el daño del ADN.