¿Sufres Dolores en Manos y Articulaciones? Dile Adiós al Dolor con esta Técnica

El dolor en las manos y las articulaciones puede deberse a diferentes causas, por lo que la mayoría de las personas recurre de inmediato a medicamentos comunes que garantizan la eliminación de el dolor , pero a pesar de que cumplen el propósito, si consumimos medicamentos de forma continuada , afectaremos de manera negativa a nuestro cuerpo.

Comparte un sorprendente método casero a partir de la cúrcuma, que te ayudará a eliminar el dolor en manos y  articulaciones de una manera natural y eficiente.

 

Receta casera para luchar contra el dolor en las manos

 

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de cúrcuma en polvo.
  • 1 cucharada de aceite de coco
  • 1 cucharada de miel.
  • 5  cucharas de agua mineral.

 

Preparación y uso:

Ubique todos los elementos en un recipiente y mezcle hasta que se logre una pasta homogénea.

Se aplica directamente a la región a tratar y se frota dando suaves masajes con movimientos circulares, déjalo actuar durante 10 minutos y retíralo con agua no muy caliente.

La cúrcuma se ha utilizado desde la antigüedad para tratar el dolor y la inflamación, principalmente en los países asiáticos. Además, funciona como un estimulante natural para producir cortisona en las glándulas suprarrenales, eliminando rápidamente la hinchazón y el daño en las manos y las articulaciones.

Diferentes estudios confirmaron que la curcumina y la quercetina de la cúrcuma son responsables de calmar las terribles condiciones de malestar e inflamación. Además, la cúrcuma tiene características antioxidantes que ayudan a fortalecer el sistema inmunológico, por lo que es esencial eliminar las toxinas para evitar la acumulación y causar daños graves al cuerpo.

Algo que debes tener en cuenta es que tienes que acompañar este método casero con una nutrición equilibrada y ejercicio físico, además de beber mucha agua para hidratarte.

 

Alimentos recomendados para tratar la artritis reumatoide

La artritis reumatoide es una enfermedad dolorosa e inflamatoria que debilita las articulaciones y el tejido conectivo, lo que a su vez afecta la calidad de vida de quienes la padecen.

A menudo, los pacientes con artritis buscan una dieta adecuada para ayudar a aliviar sus síntomas, teniendo en cuenta que la nutrición tiene mucho que ver con el tratamiento de esta enfermedad.

Hasta el momento no existe un tratamiento específico para curar la artritis reumatoide, sin embargo, la investigación ha demostrado que existe una relación entre la dieta y la inflamación que caracteriza a este trastorno.

Tener una dieta saludable rica en frutas, verduras, cereales y legumbres es clave para tratar la artritis reumatoide. A continuación, le nombramos los alimentos más recomendados para este problema.

 

Aceites ricos en omega 3

Los estudios han demostrado que los ácidos grasos omega 3 tienen un efecto antiinflamatorio que contribuye eficazmente al tratamiento de la artritis reumatoide.

Entre los ácidos grasos omega 3 más recomendados se encuentran el aceite de canola, el aceite de oliva, el aceite de maíz, el aceite de soja y el aceite de linaza. Este último es uno de los más recomendados, ya que sus propiedades lubrican las articulaciones y reduce el dolor de las mismas.

 

Verduras y vegetales

Los vegetales verdes son los más recomendados para las personas que sufren de artritis reumatoide. Esta clase de alimentos tiene contenido de vitamina C, junto con otras propiedades antioxidantes que neutralizan el daño que los radicales libres ejercen sobre las articulaciones.

Pero además de esto, también contienen calcio y ácido fólico, que es muy conveniente para la dieta artrítica. Entre los vegetales recomendados para el tratamiento de la artritis están: coles, coles de Bruselas, lechuga, brócoli, acelga, apio, espárragos, pepinos, zanahorias, calabazas y calabacín.

 

Frutas, nueces y semillas

Además de tomar en cuenta las verduras , también es bueno incluir una porción de frutas, nueces y / o semillas a diario. Las frutas se caracterizan por tener contenido de vitamina C y otros antioxidantes, que como mencionamos anteriormente, neutralizan los efectos de los radicales libres en las articulaciones.

Entre las frutas más recomendables podemos encontrar: manzana, pera, plátano, melón, sandía, cerezas, fresas, aguacates, naranjas, mandarinas y pomelos.

Se recomienda consumir nueces regularmente para mejorar nuestra salud. También los frutos secos  se recomiendan para la dieta artrítica, ya que son ricos en vitaminas, especialmente vitamina E, selenio y calcio.

En cuanto a las semillas, las más recomendadas son las de lino y sésamo, ya que se caracterizan por su alto contenido de ácidos grasos omega 3.

 

Cereales Integrales:

Los cereales integrales son ideales para la dieta de los artríticos, ya que se caracterizan por ser muy saludables tanto para las articulaciones como para la salud en general.

Su contenido de fibra favorece la digestión y evita problemas como el estreñimiento. Además, ayuda a eliminar las toxinas del cuerpo y contribuye a su limpieza. Este tipo de alimento también es rico en vitaminas y minerales como el selenio, que es clave para el tratamiento de la artritis reumatoide.

La combinación de granos enteros con fruta es ideal para mantener un peso equilibrado y evitar la obesidad, que es un factor de riesgo para esta enfermedad.

 

Leche de soja

La leche de soja y todos sus derivados son una gran alternativa a la leche de vaca, que generalmente es un alimento poco recomendado para los pacientes con artritis reumatoide ya que la mayoría de ellos tienen intolerancia a la lactosa. Lo ideal es optar o buscar soja orgánica, ya que la mayoría tiende a ser transgénica.

 

Alimentos que una persona con artritis reumatoide no debe comer

Además de consumir los alimentos recomendados para tratar la artritis reumatoide, quienes padecen este problema deben tener en cuenta que no pueden consumir por ningún motivo alimentos que sean ricos en grasas saturadas, grasas trans, como comidas rápidas, productos procesados ​​y comida basura.

Tampoco se recomienda el azúcar, porque este tipo de alimento generalmente aumenta el colesterol y hace que el problema de la artritis reumatoide sea más serio.

 

Estos son algunos de los alimentos que debe evitar:

La leche entera y sus derivados: es decir con un 3% de grasa o más.
Quesos duros: con alto contenido de grasa.
Salchichas: son ricas en sodio y grasas trans.
Salsas procesadas: generalmente son ricas en sodio y grasas no saludables.
Yema: puede aumentar el colesterol.
Carne: especialmente carnes rojas debido a su alto contenido de grasa.

Tratamiento natural para dolores de manos y muñecas

Las manos y muñecas doloridas pueden tener diferentes orígenes. Es común tener una sensación de entumecimiento y más incomodidad por la noche.

Un hecho que debemos tener en cuenta es que el problema del dolor en las manos casi siempre tiene que ver con el síndrome del túnel carpiano, una dolencia común en las mujeres.

Lo más importante en todos los casos es conocer el origen para obtener un tratamiento médico adecuado. Mientras tanto, en casa, podemos poner en práctica este remedio natural simple para dolores de manos y muñecas.

Reactivar la circulación, la movilidad y calmar el dolor de manos y muñecas será muy útil realizando ejercicios simples. Para hacer esto, tenga en cuenta estos pasos:

Ejercicios:

Con el pulgar y el índice de una mano, presione la piel entre los dedos de la otra. Hazlo durante 5 segundos, luego realiza un masaje circular. Repite en la otra mano.
Haz giros suaves con las muñecas.
Abre y cierra las manos, estirando los dedos tanto como puedas.
Estos ejercicios serán muy útiles si realiza tareas manuales o si pasa muchas horas con un teclado de computadora.

Cómo tratar la tendinitis naturalmente

Baños con romero

El romero no es solo una planta para condimentar nuestras comidas. El romero se presenta como un remedio medicinal para reducir la inflamación de los músculos y, además, es un buen analgésico.

Tome nota de cómo debe preparar su tratamiento:

Ingredientes

  • 5 ramas de romero
  • 500 ml de agua
  • 8 gotas de aceite esencial de lavanda

Preparación:

Comenzaremos por calentar el agua para hacer una infusión adecuada con las 5 ramas de romero.
Una vez que esté caliente, retire la planta medicinal y agregue las gotas de aceite esencial de lavanda.
A continuación, sumérgete en este agua relajante y antiinflamatoria. Verás qué alivio.