Té de Jengibre, canela y laurel para fortalecer tu sistema inmune, sube tus defensas.

Tenemos tres bebidas calientitas y deliciosas para que puedas reforzar tu sistema inmune, pues estamos en la época del año en que tenemos que redoblar esfuerzos para permanecer sanos.

Gracias a la inmensa tradición herbolaria que tenemos en nuestro país y de otras partes del mundo, existen infinidad de recetas que pueden ayudar a que fortalezcas tu sistema inmune preparadas con hierbas y especias comunes a nuestra cotidianidad. Esta vez nos enfocaremos en tres: el jengibre, el laurel y la canela.

Esta vez, nos concentraremos en tres ingredientes que te van a ayudar a permanecer sano a pesar del frío, para que con ellas prepares diferentes infusiones.

PRINCIPALES BENEFICIOS DEL JENGIBRE

  • El jengibre es útil contra las náuseas matutinas del embarazo o por quimioterapia.
  • Es antiinflamatorio, analgésico natural.
  • Su consumo regular puede ayudar a protegernos contra las enfermedades cardíacas, al promover una presión sanguínea más baja y disminuir los niveles de colesterol en sangre.
  • Reduce el hambre y aumentaba la sensación de saciedad, siendo muy efectivo a la hora de controlar la obesidad.

PRINCIPALES BENEFICIOS DE LA CANELA

  • Reduce los marcadores inflamatorios, pudiendo ayudar contra muchas enfermedades crónicas, incluyendo las del corazón.
  • Es un buen expectorante, activa el sistema inmunológico y mejora el estado del cuerpo durante un resfriado.
  • Previene el deterioro de las células, contrarrestando los daños que ocasionan los radicales libres, evitando la aparición de enfermedades nerviosas y cardíacas.

PRINCIPALES BENEFICIOS DEL LAUREL

  • Estimula el apetito, las secreciones digestivas y los movimientos intestinales, por lo que facilita la digestión, mejora y previene la acidez estomacal y los espasmos intestinales.
  • Para el sistema respiratorio, favorece la expulsión de las mucosidades de las vías respiratorias y tiene acciones bactericidas, por lo que resulta muy adecuado en caso de bronquitis, faringitis, etc.
  • Para el sistema circulatorio, contiene ácidos grasos insaturados que contribuyen a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

INFUSIÓN PARA FORTALECER EL SISTEMA INMUNE

A partir de estos tres poderosos ingredientes, vamos a poder preparar bebidas para el sistema inmunológico: jengibre y canela, jengibre con laurel y canela con laurel, que te van a ayudar a mantenerte sano y calientito. Si quieres todo junto, también se vale.

Además, estas bebidas para reforzar el sistema inmune son bajas en calorías si no los endulzas.

INGREDIENTES:

  • ¼ de taza de jengibre fresco, cortado en rodajas finas
  • 1 varita de canela
  • Dos hojas de laurel
  • 1 y ½ tazas de agua

PREPARACIÓN:

  1. Lavar bien el jengibre, y cortarlo en rodajas muy finas. También se puede rallar.
  2. Colocar el agua, jengibre, los palitos de canela y el laurel en una olla a fuego lento por 20 minutos
  3. Si deseas una infusión o un té más fuerte, dejarlo en el fuego más tiempo.
  4. Colar y servir.

Esta es la receta básica y de ahí se pueden desprender las demás con algunas especificaciones:

Para elaborar el té de laurel se usan 1 y ½ tazas de agua y aproximadamente 20 o 30 gramos de hojas, siendo las más recomendadas aquellas que están más maduras y frescas, ya que las propiedades y principios activos del laurel suelen reducirse en el caso de las hojas secas.

La forma más habitual de tomar el laurel es en infusión que se consigue poniendo las hojas a hervir y dejando reposar al menos diez minutos, colándola antes de ingerirla.

ALGUNAS CONTRAINDICACIONES DE ESTAS BEBIDAS PARA EL SISTEMA INMUNOLÓGICO

  • La canela es rica de cumarina que puede causar toxicidad en el hígado y daño hepático, pero si mantienes tu consumo en una o dos tazas diarias, estarás seguro.
  • El jengibre puede provocar malestar o acidez estomacal, si padeces algún trastorno digestivo, como gastritis o colitis. Tampoco se recomienda a personas con trastornos hemorrágicos pues el jengibre contiene salicilatos que actúan como anticoagulantes.
  • El té de laurel puede tomarse hasta un máximo de cuatro veces al día, aunque en este caso siempre debes seguir las recomendaciones de un experto que adecuará la cantidad apropiada a tus necesidades.