Truco para evitar el dolor que producen unos zapatos nuevos

¿Cuántas veces durante una fiesta tuvo que sentarse porque ya no podía más con el dolor de pies que le producían  sus zapatos nuevos?

Este es un problema frecuente que ocurre cada vez que compramos un par de zapatos nuevos o tratamos de ajustarnos a la moda predominante y usamos zapatos que pueden generar problemas en nuestros pies y terminamos el día con los pies hinchados y doloridos.

 
Pero un zapato que aprieta demasiado no sólo nos causará un mal momento ,  con el tiempo puede generar callos en las plantas de nuestros pies o peor aún , los  temidos juanetes que son extremadamente dolorosos y casi inevitablemente terminan en cirugía.

Otro problema que puede surgir son las uñas encarnadas. Una uña mal cortada añadido a un calzado muy apretado , especialmente en las puntas , es la antesala para que aparezca una uña encarnada.

Si acaba de comprar un par de zapatos nuevos que posiblemente son dolorosos para caminar tenemos un truco casero que puede ser muy útil.

 

Remedio casero para evitar el dolor de pies producido por los zapatos

Simplemente tome 2 bolsas de plástico y llénelas con ¼ litro de agua. Estas bolsas deben tener un cierre para evitar que el agua se escape.

Luego coloque estas bolsas dentro de los zapatos e introducir en el congelador. Después de varias horas , cuando el agua se haya congelado , retire los zapatos del congelador y espere unos 20 minutos o media hora hasta que el hielo se derrita.

Este truco funciona perfectamente con zapatos de cuero , pero también puede ser útil con otros de plástico o cuero artificial. Es importante tener en cuenta que después de un tiempo tendrá que repetir el procedimiento , pero en principio esto estirará el cuero lo suficiente para que no se aplique tanta presión sobre los dedos de los pies al caminar.

Es un truco maravilloso. ¡Utilícelo!